NOTICIAS

05 julio 2016

Recordando a: Alessandro Nannini.

Foto: Flickr

¡Hola amigos! esta ocasión platicaremos acerca de un talentoso piloto italiano, que por asares del destino no pudo concluir lo que todo mundo esperaba de el, la mala fortuna le jugó una mala pasada a este gran piloto que estuvo a un paso de formar parte de la Scuderia Ferrari.

De una familia enfocada al espectáculo (su hermana es la famosa cantante italiana Gianna Nannini) Alessandro Nannini rompió el esquema familiar y prefirió el deporte e inició en el automovilismo con la firme idea de ser piloto de Rally, normalmente los pilotos noveles eligen el Kartismo para ser más finos en su manejo, otros les agradan los derrapes y la impetuosidad de un auto de Rallies que es una gran escuela para el "feeling" del control del auto y Sandro es el camino que eligió al iniciar a correr con un Lancia en el campeonato italiano de Rallies, dada su juventud y talento es invitado a probar un auto "tipo fórmula" en la Fórmula Italia que corría con chassises Dallara y motores Fiat Abarth, las pistas lo atraparon de inmediato y fue el camino que siguió.

La progresión de Sandro fue meteórica en 1981 estaba corriendo la Fórmula Italia de la cual resulta campeón y ya para 1982 estaba a los mandos de un poderoso auto Fórmula 2 en el equipo de Giancarlo Minardi, este quedó asombrado de la velocidad del joven italiano así como uno que otro experto del Paddock.

Aunado a lo anterior intercambiaba sus deberes en Fórmula 2 con el campeonato del mundo de resistencia al volante de un Lancia oficial compartiendo el volante con otro italiano muy experimentado, Ricardo Patrese, ganando varias pruebas internacionales.

El talento ahí estaba, la experiencia y la velocidad igual, pero en una época donde se expedían súper licencias a más no poder curiosamente a Sandro se le negó, teniendo que retrasar su debut un año mas hasta que por fin en 1986 hace su debut en la máxima categoría.

El debut no fue el esperado para el talentoso piloto italiano y la temporada mucho menos, el auto Minardi era uno de los  peores de la parrilla y aparte de ser lento no era confiable retirándose de todas las carreras de la temporada exceptuando México donde termina 14°, realmente frustrante.

1987 es la misma historia una temporada llena de retiros, afortunadamente tomo algo de experiencia en estos dos frustrantes años y estaba listo para el siguiente gran paso, el equipo Benetton.

Al año siguiente firma con el equipo de Luciano Benetton y todo cambia al tener a su disposición un auto veloz con el rápido y confiable motor Ford Cosworth, por supuesto los resultados empezaron a llegar en apenas su segunda carrera con un estupendo 6° lugar en Imola así como su primer podio en Inglaterra,  para así al cerrar la temporada y cosechar 12 puntos que lo colocan en el lugar 10 del campeonato del mundo.

En 1989 el equipo Benneton mejora notablemente, la experiencia de Sandro ya es importante siendo un piloto muy consistente y veloz, la temporada va de maravilla ya con dos podios en el bolsillo llega el Gran Premio de Japón, en Suzuka, la lucha entre Ayrton y Alain esta al rojo vivo y tiene a un invitado especial: Alessandro Nannini quien obviamente no podía luchar con el poderío McLaren Tag turbo.

Haciendo inmaculadamente su trabajo, Sandro toma la delantera después del famoso choque Senna-Prost, como ustedes saben, Ayrton venía a fondo tratando de recuperar terreno y pasa al Benneton en tan solo dos vueltas, Sandro no desespera, esta consiente de sus posibilidades y decide esperar, un segundo lugar nunca antes lo había ganado así que era buena recompensa, termina la carrera con Ayrton ganando... pero Balestre decide cambiar las reglas cayendo el triunfo en manos del joven italiano Alessandro Nannini de Benneton, merecido o no, este triunfo lo coloca en un lugar muy especial en el mundo del deporte motor.

En Ferrari llevan años esperando por un piloto italiano de calidad, Michele Alboreto no fue lo que esperaban y Sandro tenía todo para ser exitoso con la Scuderia que estaba muy interesada en él, pero para 1990  no había lugar ya que tenían "casa llena" con Alain y Nigel, esperando hacerle un hueco para el año siguiente.

La temporada iba transcurriendo de maravilla, varios finales en los puntos, podios, hasta que... después del Gran Premio de España donde había finalizado 3° sobre viene la tragedia, en un inexplicable accidente de helicóptero resulta gravemente lesionado del brazo derecho, el cual había perdido pero los médicos milagrosamente lo implantan de nuevo.

Su futuro cambió drásticamente,  nunca más pudo manejar un auto Fórmula, la Fórmula 1 se esfumó así como la posibilidad de manejar para al gran equipo italiano, se pierde las últimas dos carreras de la temporada e inicia una larga recuperación. Estos hombres están hechos de un espíritu muy especial y Sandro vuelve a las pistas que es a donde pertenece y corre los campeonatos DTM y FIA GT, los resultados ya no importan sólo la muestra de coraje y pundonor de un hombre.

En Ferrari había lagrimas y un profundo sentimiento de dolor por "lo que pudo ser" y a manera de homenaje le preparan un auto especialmente adaptado a su condición y le invitan a la pista de Fiorano para que cumpla su sueño de verse vestido de rojo y manejar un Ferrari, fueron las 38 vueltas más hermosas para Sandro. Benetton hizo lo mismo a petición de Flavio Briatore y probó el auto en honor a la gran promesa que era y al desafortunado desenlace que tuvo.

Hoy día retirado nos deja el gran legado de jamás darnos por vencidos, un piloto puede estar caído pero jamás vencido y para ello tenemos grandes nombres que nos lo recuerdan día con día, Niki Lauda, Robert Kubica, Alex Zanardi... y por supuesto, nuestro querido y admirado Alessandro Nannini.

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes