NOTICIAS

24 julio 2017

Cristina Gutiérrez cumple con creces su objetivo en la Baja Aragón.


-La piloto de Mitsubishi y su copiloto Gabi Moiset suben a la 24ª posición final en la última etapa, la octava de su categoría y quinta del Campeonato de España de Rallys Todo Terreno. 

-Un pequeño susto a pocos kilómetros de la meta no altera un resultado muy positivo de cara a la preparación del próximo Dakar.

-“El coche ha ido perfecto, me he encontrado muy cómoda y he disfrutado mucho. El error me ha dado un poco de rabia, porque hasta ese momento estaba yendo bastante rápida”.

Objetivo cumplido con creces en la última etapa de la Baja Aragón. Cristina Gutiérrez ha hecho gala de un ritmo muy bueno en el último sector cronometrado, de 184 kilómetros y ha rubricado el excelente resultado forjado en la etapa del sábado. Junto con su copiloto Gabi Moiset, la piloto burgalesa ha llevado el Mitsubishi L200 a la meta en la 24ª posición absoluta (cuatro lugares por encima del resultado del sábado) y ha confirmado el octavo lugar en la categoría T1.2. Además, ha finalizado quinta en el Campeonato de España de Rallys Todo Terreno y se ha impuesto en la Mitsubishi Evo Cup.

Con todo, la de DKR Raid Service no se ha librado de un percance final, que afortunadamente ha quedado en anécdota. “Todo iba muy bien. Me sentía muy cómoda, pero cuando faltaban 20 kilómetros para el final de la especial, en una zona revirada con mucho polvo y arena, no he visto una piedra y he dado con la rueda delantera izquierda. El golpe ha roto el brazo de la mangueta y los últimos 20 kilómetros me he quedado sin dirección”, explica.

El incidente le ha costado tiempo, porque la rotura le impedía girar el coche. “Había momentos en que me tenía que ayudar mi copiloto Gabi”, reconoce. No obstante, al estar tan cerca de la meta, el susto no ha tenido consecuencias en la clasificación. “Pero me da un poco de rabia, porque el coche ha ido perfecto, estábamos recuperando, me encontraba mucho mejor y he disfrutado mucho. Hasta ese momento estaba yendo bastante rápida”, señala. 

En otras palabras, el percance le ha roto el ritmo, pero, como Cristina bien sabe después de siete participaciones en la Baja, la prueba española puntuable para la Copa del Mundo de Rallys Cross-Country esconde peligros hasta el último kilómetro. En este caso, agravados por el hecho de que el último sector cronometrado repetía zonas de los tramos del sábado, de modo que estaba bastante roto y con más piedras sobre la pista, por el paso de los vehículos.

En conjunto, la piloto de Mitsubishi ha invertido un total de 8 horas, 12 minutos y 45 segundos para completar los 544 kilómetros cronometrados de la prueba turolense. Eso da una buena muestra de la dureza del recorrido, a lo largo de cual Cristina se ha sentido muy arropada por el público, aún más abundante en la última etapa, al ser domingo. “Había mucha gente animando. Y la organización también ha sido impecable”, afirma.

Ahora los planes inmediatos de futuro de Cristina pasan por “estar con la familia y descansar”. No en vano, mañana lunes es el aniversario de la joven odontóloga, que cumple 26 años. Luego tocará centrarse de nuevo en el Dakar 2018. La próxima etapa en su preparación de la prueba reina de los raids será un stage de una semana en Marruecos, en septiembre, ya con el coche nuevo con el que disputará el Dakar, un Mitsubishi Montero similar al que llevó a la meta el pasado mes de enero, preparado por ARC y Miracar. Por el momento, no disputará ninguna carrera más: “Habrá que mirar si nos interesa hacer alguna y si encaja en cuanto a presupuesto”.




 
-Mediagé Comunicación-

Share this:

Publicar un comentario

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes