Un día detrás de la cámara - Chicas Racing

Noticias

26 febrero 2020

Un día detrás de la cámara


Realizar la cobertura de un evento en el deporte motor es el sueño de no pocos aficionados, no solamente por estar cerca de donde suceden la acción, sino además por interactuar con los actores principales conociendo de primera mano que sucede tras telones. Una labor que requiere un compromiso por informar y transmitir lo que sucede en estos eventos, pero que va ligado a la pasión y profesionalismo que transmite un compromiso como la Formula eléctrica. En esta ocasión le contaremos lo que vivimos el día de la carrera del E-Prix de la Ciudad de México estando al mando de una cámara fotográfica.

Como antecedente, cabe mencionar que para asistir a una carrera como medio se debe seguir un proceso de acreditación por parte de la federación que rige la categoría así como el organizador del evento. Acá se debe cumplir con requisitos que están estipulados por la federación que validen que los medios interesados cumplan con el perfil buscado.

Como fotógrafe se nos entrega un chaleco que nos identifica a visualmente y permite movernos en las áreas designadas para capturar imágenes. Se tiene libertad para moverse en muchos puntos de las orillas de la pista pero siempre se deben seguir las indicaciones de los comisarios. Los accesos a la línea de garages se abren en horarios cuando no hay actividad en  de autos sobre el asfalto y debe respetar los limites impuestos por los equipos para poder trabajar libremente.

Hay un punto que muchas veces es confundido por los espectadores; los fotógrafos y reporteros de medios escritos no tienen permitido grabar vídeo, eso está reservado a medios dedicados a emitir señal de imágenes en movimiento y por lo que se paga una cuota por derechos comerciales. Las sanciones por incumplir este punto pude llevar hasta un veto por parte del organizador para la persona que se encuentre responsable.

Existen fotógrafes que trabajan para un medio en específico, otros que lo hacen para los equipos o categorías, además de los agentes libres finalizando con los que nutren de imágenes a empresas de bancos de imágenes. Todos conviven en los mismo espacios, más algunos pueden tener acceso a los garages o a estaciones de los equipos.

En formula E, la actividad se compacta en un solo día lo que se puede convertirse en un trabajo extremadamente demandante para todos los que cubren la fecha, pero especialmente es complicado para los fotográfes que deben de estar recorriendo el circuito.

Las sesiones de entrenamientos libres regularmente son utilizabas por los fotógrafos para reconocer lugares que puedan servir para tomas que se sabe serían solicitadas para ilustrar los momentos clave en la carrera, una largada, un punto donde pudiera haber sobrepasos, alguna zona que tradicionalmente genere toques o bien, la línea de meta. También es el momento para realizar experimentación en cuanto a locaciones para imágenes con un enfoque menos tradicional. Entre sesiones o bien en los tiempos en que se hacen las entrevistas de medios impresos son tiempos para tomar fotos de los pilotos o miembros destacados de los equipos.

Para la clasificación se sitúa en lugares previamente seleccionados donde se pueda tomará capturas de los protagonistas de la jornada o con reacciones de los pilotos ante los resultados obtenidos.

Recorrer la grilla de partida es un punto que está restringido a cierto número de personas, ya sean invitados, periodistas o fotógrafes, cada serie tiene su mecanismo para dar el acceso a este momento previa al arranque. Es aquí donde se dan cita personalidades de la farándula o invitados muy valiosos para los equipos. Es el momento que se buscará registrar la anticipación o preparación que tienen los conductores. 

Antes que las luces verdes aparezcan, une corre a ubicarse en algún punto que permita tomar el caos al inicio de la carrera, en área de la primera frenada importante o el mejor punto de rebase. Y es aquí donde la lotería comienza, pues es difícil estar siempre presente en donde pueda ocurrir un suceso relevante, así que se decide de acuerdo a lo que sea importante para cada fotógrafe. Hay que recordar que lo usual es que une se mueva caminando, los traslados deben estar planeados o puede perderse valioso tiempo y oportunidades al moverse de punto.

En nuestro caso, el plan fue ir al fin de la primera recta en la largada para después movernos hacía el área del foro sol, pero nos tocó estar cerca en el momento del choque y abandonó del auto del equipo Dragon, así que se modificó el plan inicial, consumiendo más tiempo del proyectado, limitando el traslado a nuestro siguiente punto. Ya con muy poco tiempo de carrera nos enfilados hacia la zona del podio, donde pudimos ver en pantalla la llegada a la bandera a cuadros. 

Estar en los festejos en el área de premiación es uno de los puntos importante de la jornada. Para cuando se retiraron los ganadores, nos acercamos a la conferencia de prensa y entrevistas finales de los pilotos. 

Con una notable disminución de energía, aún falta revisar las imágenes para seleccionar y corregir algunos detalles técnicos en los archivos digitales que se entregarán para su publicación.

Tomar imágenes puede parecer una tarea cada vez más  sencilla debido al avance tecnológico de los teléfonos móviles, como muchas profesiones, la del fotógrafe parece haberse facilitado mucho, pero el nivel de conocimiento y el equipo empleado para realizarlo de una manera profesional a su más alto nivel, continúa siendo una labor demandante, por ejemplo a nivel físico o de gestión, ya que requiere una adecuada administración de los tiempos y planeación adecuada.

Esperamos que este breve recuento les ayude a conocer un poco más del trabajo que se lleva en un fin de semana de carreras para entregarles un punto de vista cercano al trazado y a los actores principales.


Nota de Fernando Alonso Salinas para Chicas Racing