Noticias

3/recent/ticker-posts

#DesertXPrix: La Calificación

Ha nacido un nuevo campeonato. Extreme E, el proyecto de Alejandro Agag y Gil de Ferran ha visto la luz con las primeras pruebas de clasificación en el desierto de Al-Ula, Arabia Saudita. Un largo viaje, desde que en 2018 se inició con ésta idea para concientizar ante el cambio climático, buscando lugares remotos y afectados por lo mismo. A bordo de 9 SUV eléctricos Odyssey 21 creados por Spark (los mismos que desarrollan el chasis de la Formula E), el mismo número de equipos se pusieron en marcha para la temporada inaugural, la cual pinta que será impresionante y bastante atractiva.

Por: Eduardo Soberón

ExtremeE Media


Pero bueno, dejemos por un lado los datos técnicos y todo lo que se puede buscar en todos lados y concentrémonos en lo que nos ofreció ésta debutante categoría.

Sí, está increíble que sean automóviles eléctricos, que corran en zonas remotas y extremas, todo cuidando el planeta y haciendo conciencia de éste mal que le estamos ocasionando. Pero no dejemos de lado los participantes, ¡qué vaya que son pesos pesados! Siete campeones del Mundo involucrados en la categoría, cinco de ellos corriendo (2 de ellos en su propio equipo). Nombres con gran reconocimiento y experiencia en el mundo del automovilismo internacional. Equipos mixtos y de la mejor manera, porque aquí no hay “jerarquías”, tanto mujeres, como hombres, tienen el mismo tiempo arriba del auto, es verdadero trabajo en conjunto. Y una serie de reglas que de entrada te hacen bolas, pero conforme le vas agarrando la onda van gustando y le ponen más emoción.

Y a lo que venimos, las clasificatorias para determinar las Semifinales, de las cuales obtendremos la Final y conoceremos al equipo ganador del evento. 

Aquí es donde empezamos a notar la diferencia de la competencia. La salida típica de rally, con un recorrido en un circuito marcado por banderas que son una especie de puntos de control (puertas) y cuando completan el giro, llegan a una zona llamada “Switch”, donde estacionan el vehículo y hacen el cambio de piloto, al estilo de carrera de resistencia. El tiempo sigue corriendo, pero hay un tiempo mínimo que respetar, así que no pueden salir inmediatamente aunque ya estén listos dentro del auto.

Cuando ambos pilotos completan el recorrido total, ése tiempo acumulado es el que se toma. Obviamente no todo es tan fácil, ya que hay diferentes penalizaciones a las cuales nos estaremos acostumbrando conforme van pasando los participando y seguro en las demás competencias. Así hasta que los 9 equipos logren participar, en dos rondas clasificatorias y ambos tiempos sumados nos den a los 3 mejores que se enfrentarán en la semifinal, donde los 2 primeros llegarán a la Final. Del quinto al séptimo pasan a la Crazy Race, donde el ganador tendrá la oportunidad de participar en la Final. Y los otros tres sólo disputaran los últimos lugares del evento en otra carrera de consolación.

Las Clasificaciones fueron muy entretenidas. Por un lado vimos a un Sébastien Loeb que sigue demostrando por qué es uno de los mejores pilotos de todo el automovilismo mundial, no sólo de Rally. Junto a él, Cristina Gutiérrez hizo una gran labor y pusieron al equipo X44 (propiedad de Lewis Hamilton) en la parte alta de la tabla, obteniendo el primer lugar gracias a una penalización del equipo RXR (propiedad de Nico Rosberg), con el que Johan Kristoffersson y Molly Taylor bajaron al tercer puesto, luego de haber obtenido el mejor tiempo general. Para sorpresa (o no tanta) de muchos, se vieron como el equipo a vencer.

Por otro lado, el segundo lugar fue para el equipo Acciona/Sainz que cuenta con Lala Sanz y Carlos Sainz (copropietario del equipo), que sigue demostrando que por él no pasa el tiempo. 

Para la Crazy Race, los equipos que buscarán el último pase a la Final son el Andretti United, el Hispano Suiza (sí, regresa esa legendaria marca española, que por cierto, es de las pioneras de los automóviles eléctricos desde 1899-1900) y el JBXE (propiedad de Jenson Button, quien también es piloto). De ésta terna, los favoritos son el equipo norteamericano con Catie Munnings y Timmy Hansen, que dieron un gran espectáculo. Sobre todo Catie, que en la Q1 demostró de qué está hecha, al quedarse sin el neumático trasero derecho en prácticamente la mitad de su recorrido y aun así seguir empujando con todo, hasta llegar a la meta y lograr un buen tiempo.

Por otro lado, la parte complicada del día fueron los accidentes de Stéphane Sarrazin (del equipo Veloce) muy temprano en su recorrido, lo cual dejó sin poder participar a la campeona de la W Series, Jamie Chadwick. Por cierto, ya anunciaron que se retiran de la carrera, porque no tendrán el auto a tiempo y regresan para la cita en Senegal, segunda fecha del campeonato.

Y también el accidente de Claudia Hürtgen a bordo del ABT Cupra, donde afortunadamente sólo quedó en un susto, porque vaya que fue dramático el golpe.

Otro equipo que tuvo dificultades fue el Ganassi Racing (en colaboración con Hummer), que a pesar de haber podido participar en la Q1 con un tiempo muy lento, no lograron iniciar la Q2. Todo debido a un accidente en el shakedown que dejó mal el auto.

Lo que vimos en la madrugada de México, fue un gran inicio de evento, la verdad mucho más entretenido de lo que esperaba. Sí, habrá quienes digan que no suenan, que son igualitos y que no les llamó la atención. Está bien, para ellos hay otras categorías, no pasa nada. La verdad es que el sistema es bastante bueno, vimos grandes exhibiciones y una lucha pareja sin distinción. Hay que darle una oportunidad y creo que valdrá la pena. Por lo pronto, ya estaremos listos a la media noche de nuestro país para ver las carreras (con formato parecido al WRX), que seguro serán impresionantes y sobre todo, ¡muy emocionantes!

Publicar un comentario

0 Comentarios