Ticker

3/recent/ticker-posts

Laia Sanz sube diez puestos en una primera etapa dantesca

  • Con un orden de salida muy desfavorable, la de KH-7 ha tenido que superar una jornada mucho más complicada de lo que cabía esperar. 
  • Pese a las dificultades, la de Corbera de Llobregat ha mejorado el 41º puesto de la víspera y ha finalizado la especial en una meritoria 31ª posición.
  • "Estábamos haciendo un buen trabajo y habíamos adelantado a varios vehículos, pero no podíamos correr al ritmo de los 30 primeros porque el terreno no tenía nada que ver. Para nosotros es como si hubiera pasado una guerra".



El Rally Dakar 2022 ha empezado fuerte. Tras la prólogo celebrada ayer sábado, la primera etapa ha sido todo menos una jornada de calentamiento. El bucle de Hail, el emplazamiento saudí del que han partido hoy los competidores y al que han regresado tras cubrir una especial de 333 kilómetros y un enlace de 181, ha sido una auténtica escabechina para algunos de los principales candidatos a las posiciones de privilegio. Laia Sanz, que no tenía un papel fácil partiendo desde muy atrás, ha conseguido superar las adversidades para concluir el día en una meritoria 31ª posición, o lo que es lo mismo, diez puestos menos que ayer.

Aunque en su debut fue 41ª, la piloto de KH-7 le ha tocado salir la 71ª este domingo, debido a que el reglamento prima a los diez primeros de las categorías T3, T4 y T5, es decir, buggies ligeros y camiones que acabaron, en la mayoría de los casos, detrás de ella. Ese factor hacía temer que la primera etapa fuera muy trabada para los intereses de la pluricampeona del mundo, con mucho tráfico por delante y, sobre todo, un terreno que quedaría muy deteriorado por el paso de los 70 coches, buggies y camiones, más 164 motos y quads, que salían antes que ella.

Tal cual. Las previsiones se han hecho realidad esta mañana, pero Laia Sanz ha sabido mantener la compostura y enfrentarse a las dificultades, que no han sido pocas, tal como cuenta: “Salir delante o detrás de los camiones cambia totalmente, es otra historia. Al principio, había mucho polvo y el terreno estaba muy roto. En una duna, me ha costado subir de lo batida que había quedado la arena y luego, cuando estaba a punto de llegar arriba, me he tenido que apartar en el último momento porque si no hubiéramos chocado con otro coche que también quería subir”.

Las aventuras de Laia Sanz metida en medio del pelotón no se han acabado ahí: “En la zona de las piedras, muchos han tenido pinchazos, pero nosotros hemos pasado con mucha precaución y no hemos tenido ningún problema. Luego, más adelante, en una zona de arena, sí hemos pinchado, aún no entendemos cómo. Pese a esto, estábamos haciendo un buen trabajo y habíamos adelantado a varios vehículos”.

Las cosas se han complicado más en el kilómetro 257, el punto fatídico donde la navegación se les ha atragantado a muchos equipos, algunos de ellos incluso han perdido más de una hora ahí tratando de hallar el camino correcto. Laia Sanz y su copiloto Maurizio Gerini también han tenido dificultades en esa parte del recorrido, pero después de más de media hora buscando el way point (punto de paso obligatorio), han podido proseguir, aunque ahí se han esfumado las opciones de acabar entre los 20 primeros, lo que hubiera significado un grandísimo resultado para ellos.

“El roadbook decía seguir la pista. ‘¿Qué pista?’, nos hemos preguntado. Había trazadas a lo ancho de un kilómetro. Era imposible saber qué era la pista y qué no. Ahí hemos estado un buen rato buscando el camino y, por si fuera poco, nos hemos quedado enganchados, antes de finalmente acertar con la ruta a seguir”.

Pese a todas las peripecias, Laia Sanz se ha mostrado contenta con su actuación al volante del MINI ALL4 Racing del Primax X-raid Team. “Creo que lo hemos hecho bien. El ritmo era bueno, el que tenía que ser. No podíamos correr al ritmo de los 30 primeros porque el terreno que nos hemos encontrado no tenía nada que ver con el que han tenido ellos. Para nosotros es como si hubiera pasado una guerra. Ahora se trata de ir subiendo puestos cada día para quitarnos de encima los camiones en el orden de salida”, comenta la piloto de KH-7.

Mañana lunes, la piloto catalana tendrá que partir otra vez desde más atrás de lo que ha quedado, y tendrá que volver a luchar contra los elementos en una segunda jornada que deparará 338 kilómetros de especial cronometrada y 453 de enlace entre Hail y Al Qaisumah. En principio, la de mañana tenía que ser la primera parte de la etapa maratón, pero la organización ha decidido que los participantes puedan recibir asistencia en un cambio de planes motivado porque el vivac previsto ha quedado inundado tras las lluvias caídas durante la pasada noche. 

Clasificación general:
1. Nasser Al-Attiyah (Toyota) 3h 30’53”
2. Sebastien Loeb (Prodrive) +12’44”
3. Martin Prokop (Ford) +22’39”
4. Lucio Álvarez (Toyota) +27’42”
5. Vladimir Vasilyev (BMW) +28’58”
31. Laia Sanz (Mini) +1h 21’47”

Publicar un comentario

0 Comentarios