NOTICIAS

09 julio 2015

Laia Sanz busca sentenciar el mundial.

La piloto de KH-7 acude al Gran Premio de Bélgica de Enduro con el objetivo de sumar su tercer doblete consecutivo de la temporada.

Tratará de aprovechar la ausencia por lesión de la segunda clasificada en el campeonato para dar un paso decisivo hacia su cuarto título de la especialidad.

El mundial de enduro femenino llega a su recta final y Laia Sanz no quiere dejar pasar la oportunidad de dejarlo visto para sentencia. Con cuatro victorias consecutivas, la piloto de KH-7 buscará el tercer doblete consecutivo de la temporada en el Gran Premio de Bélgica, que se disputa desde este viernes y hasta el domingo 12 de julio en Saint-Hubert, en la región de Valonia.

La tres veces campeona de la especialidad tratará de aprovechar la ausencia de la segunda clasificada del certamen, la australiana Jessica Gardiner, de baja tras lesionarse una muñeca entrenando en su país. Sanz posee 80 puntos, 14 más que Gardiner y 18 más que la tercera clasificada, la británica Jane Daniels.

Enrolada en las filas del KTM Enduro Factory Racing, la piloto de Corbera de Llobregat saldrá a la busca y captura de los 40 puntos en juego en Bélgica. Si lo consigue podría obtener una ventaja de 24 puntos respecto a Daniels y llegar a las dos últimas carreras del año (en Francia, a principios de octubre) con los deberes prácticamente hechos.
“Las matemáticas están claras, pero números al margen, primero hay que centrarse en hacerlo bien aquí, ganar las dos carreras y dejar las sumas y restas para después. Mi objetivo es hacerlo bien para tener un colchón de puntos que me permita ir a Francia con cierta tranquilidad, así podría adelantar un poco mi preparación de cara a los rally raid”, confiesa.

Para ello, la 16 veces campeona del mundo ha introducido algunas modificaciones a su KTM 350 EXC-F, con el fin de mejorar su adaptación a la nueva moto: “Hemos cambiado la tija de la horquilla para sentirme más cómoda y seguro que me ayudará a seguir progresando encima de la KTM”.

El GP de Bélgica de Enduro arrancará este viernes con el súper test a modo de prólogo. La prueba contará con un bucle de 55 kilómetros compuesto por tres especiales cronometradas y un tramo de rally, que las participantes tendrán que superar tanto el sábado como el domingo. Como es habitual, las dos jornadas puntúan por separado.
“Las especiales están en perfectas condiciones, puesto que ha llovido estos días y el terreno ha drenado muy bien el agua. Eso hace que no esté ni seco ni embarrado. Si no llueve más y todo se mantiene más o menos igual tendremos una carrera muy bonita, con una extrema de verdad. Si se seca mucho la tierra, el enduro test puede ser complicado por las raíces, al estilo del GP de Finlandia del año pasado”, concluye.

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes