NOTICIAS

30 septiembre 2015

Recordando a: Héctor Rebaque.

HECTOR REBAQUE

Hola amig@s racing! esta ocasión platicaremos un poco del automovilismo mexicano y del último gran "romántico" del automovilismo mundial, por supuesto me refiero a HECTOR ALONSO REBAQUE, cuarto y último piloto mexicano de Fórmula 1 antes de la llegada de Checo y Esteban.

La carrera de Héctor comenzó cuando era adolescente y de inmediato mostró sus grandes dotes para la conducción de autos de carrera, quizás heredada por su padre el queridísimo "arqui" Héctor Alonso Rebaque sr. (qepd) participando en las mejores categorías del automovilismo en México donde prácticamente ganó todo, tanto en autos sport con su legendario Porsche 911 así como la Formula Ford de la cual resulto campeón nacional.

Iniciando su participación internacional, Héctor corrió en USA en carreras de resistencia participando varias ocasiones en las 24 horas de Daytona, las 12 horas de Sebring así como las 24 horas de le Mans. Con una edad adecuada para buscar mayores retos se va a Europa a competir en las Formulas de promoción con la única intención de conseguir los puntos necesarios para obtener la "super licencia" necesaria para poder competir en Fórmula 1 que desde luego era su sueño y su objetivo principal.

Para 1977 ya estaba listo, decide dar el gran salto a la máxima categoría contratándose con el muy modesto equipo de Lord Alexander Hesketh presentándose a los grandes premios de Bélgica, Suecia y Francia sin poder pasar ese terrible filtro de la pre-calificación, hasta que por fin logra calificarse a un gran premio en el lugar 24 en el gran premio de Alemania disputado en el antiguo y veloz trazado del circuito de Hockenheim, lamentablemente abandonando la carrera, posteriormente participó en dos GP´s más, Austria y Holanda, sin poder nuevamente clasificarse para correr.

Al finalizar la temporada toma la decisión de formar el REBAQUE FORMULA ONE TEAM, primer equipo mexicano de Fórmula 1, creado con recursos propios (sin patrocinadores) por Héctor y su señor padre, así como la asistencia de otro arquitecto amante de los autos, Don Manuel "Chacho" Medina que se unió a la aventura con sus grandes conocimientos, todos los miembros del equipo se integraron por el puro amor al automovilismo y su deseo de trascender en este duro deporte.

Con mucha ilusión comienzan su gran aventura en 1978 y participan en la campaña completa que consta de 16 grandes premios y lo hacen con el bellísimo Lotus 78 que el equipo oficial ocupo el año pasado, equipado con motores Ford-Cosworth, con una hermosa decoración de café tabaco, así como unas estilizadas líneas doradas en los pontones laterales del auto matriculado con el número 25.

La temporada fue de altibajos, normalmente se presentaban en pista cerca de 30 autos en cada gran premio, entonces el acceder a la calificación y después a la carrera era muy complicado ya que existían las llantas para calificación (imposibles de conseguir, por su  costo y porque estaban destinadas a los "equipos grandes") con compuestos mas suaves y con mas agarre y las de "madera" con un compuesto muy duro que se ocupaba para la duración de un gran premio y era las que el Rebaque F1 Team podia conseguir.

Ese año de las 16 carreras no logra calificar en siete, arrancando en nueve y abandonando en cinco de ellas, logrando terminar solamente en cuatro, con la grandiosa hazaña que en el Gran Premio de Alemania termina en un extraordinario SEXTO LUGAR lo que le da su primer punto a Héctor, a un equipo mexicano y con esto, convertirse en el único equipo privado en puntuar en el campeonato del mundo de constructores, sin duda alguna una gran hazaña del REBAQUE FORMULA ONE TEAM.

Héctor y su equipo ese mismo año reciben un gran reconocimiento a su esfuerzo, amor y dedicación al automovilismo por parte de nada mas y nada menos que Don Enzo Ferrari, quien los invita a rodar en su Lotus en la pista privada de Ferrari en Fiorano, Italia, siendo hasta la fecha el único auto "no Ferrari" en rodar ahí, un dulce reconocimiento sin duda.

1979 alberga muchas esperanzas de éxito ya que participarían con el fantástico Lotus 79, auto que domino a placer la temporada anterior convirtiéndose en campeón del mundo por su innovador sistema de "efecto suelo", sistema que todos en la parrilla copiarían en sus autos. Lamentablemente para Héctor el sistema fue copiado y además mejorado por los demás equipos dejándolo al final del pelotón frecuentemente, participando con este auto en 12 carreras con 9 retiros y solo un 12°, 9° y 7° lugares como botín.

La falta de fiabilidad en el Lotus 79 lo motiva a construir un auto propio, es así que se construye el Rebaque HR/100 con motor Ford-Cosworth, primer y único auto mexicano en participar en eventos oficiales de Fórmula 1, con este auto disputa los Grandes Premios de Italia, Canadá y USA clasificándose sólo para Canadá en el puesto 17, abandonando la carrera.

Desmotivado, decide dar por terminado el Rebaque Formula One Team, en espera de alguna oferta que de momento no llega, retirándose momentáneamente del automovilismo para dedicarse a su otra gran pasión, los negocios, su compañía constructora iba en franco ascenso y requería del cuidado y atención de los Sres.  Rebaque, hasta que...

Héctor recibe la llamada de Bernie Ecclestone dueño del equipo Brabham y se une a ellos a mediados de 1980, Héctor se adapta poco a poco al auto, logra llegar sexto en Canadá y puntuar por segunda vez en su carrera. 1981 marca su mejor temporada en Fórmula 1 logrando tres 4° y un 5° lugar, terminando noveno lugar en el campeonato con once puntos haciendo pareja con Nelson Piquet, quien fue el campeón mundial, es importante mencionar que Brabham le pide a Héctor que se encargue del desarrollo de la caja de velocidades Weissman la cual el equipo suponía era la caja del futuro dada su aerodinámica y peso, pero lamentablemente para nuestro compatriota no fue así y su temporada estuvo llena de abandonos debido a la poca fiabilidad de la caja motivo por el cual el equipo deshecho el proyecto a fin de año dejando a Héctor con un sabor agridulce ya que su temporada pudo ser aún mejor .

Ese mismo año Héctor nos regala una gran demostración de manejo y talento en el Gran Premio de Argentina, arrancando sexto fue avanzando poco a poco siendo el animador de la carrera llegando hasta la segunda posición detrás de su coequipero Nelson Piquet, el equipo Brabham hacía el ansiado 1-2, pero, increíblemente el auto de Héctor se detiene a un costado de la pista, si, una falla en el distribuidor de su auto, una pieza con valor de un dólar fue la que privó al mexicano de su primer podio en Fórmula 1, afortunadamente la demostración que el piloto dio en la pista quedó manifiesta.

Al año siguiente los patrocinadores del equipo (la lechera italiana Parmalat) presionan a Bernie para contratar un piloto italiano y es así como llega a Brabham Ricardo Patrese dejando al mexicano sin equipo. Para 1982 decide voltear al automovilismo norteamericano y participa en la serie CART con el equipo de Gerald Forsythe participando con ellos en cinco carreras incluyendo las 500 millas de Indianapolis, consiguiendo rápidamente la victoria en el hermoso y rápido circuito de Road America.

Después de estas incursiones decide retirarse definitivamente de los autos muy joven a la edad de 27 años para ahora si dedicarse de lleno a su gran pasión, su profesión, de la cual hoy día es un renombrado empresario de los mas exitosos en el ramo de la construcción .

Afortunadamente con el regreso de la Fórmula 1 a México veremos retornar a Héctor a las carreras, claro, no manejando, estará presente en nuestro magno evento como embajador y Gran Marshal junto a su gran amigo Emerson Fittipaldi.

Qué gusto nos dará verte nuevamente en las pistas, en tu ambiente y muy seguramente, recibiendo el reconocimiento, aplausos y cariño de los todos aficionados ¡enhorabuena!

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes