NOTICIAS

30 diciembre 2015

Recordando a: Jim Clark.

¡Hola amigos! ¿Qué les parece si hoy platicamos de un piloto fuera de serie? él fue alguien especial, único, dotado con un talento sin igual, que afortunadamente le brindó al mundo la oportunidad de apreciarlo en todo su esplendor,  sabemos que él tenía aún mucho más que dar para  deleitarnos  con su gran talento al volante, fino, preciso, arrojado, demoledor, sí, hoy vamos a platicar de un grande entre los grandes, que lamentablemente se nos adelantó en el camino muy pronto, el inolvidable "Escoses volador".

JIM CLARK (1936-1968)  Foto: peterwindsor.com
Jim Clark corrió en la época dorada de la Fórmula 1 siempre abordo de un bólido Lotus del genio Colin Chapman, él hacía que aunque el auto o el motor no fueran los más veloces, con sus prodigiosas manos los hacía volar, en aquella época las medidas de seguridad eran mínimas, los cascos abiertos, el roll bar más abajo de la cabeza del piloto, tanques de gasolina rígidos, los pilotos corrían desprotegidos, sin cinturones de seguridad y prácticamente medio cuerpo fuera del auto, recalco lo anterior con el objetivo de ponderar su valentía, su arrojo, su gran determinación y Jim sobresalía de entre un nutrido grupo de nombres ilustres de aquella época que se batían en la pista y se jugaban la vida con tal de lograr lo más importante en sus vidas, ¡ganar!

Los inicios de Jim son increíbles, a sus ya 22 años, jamás se había subido a un auto de carreras, su ascenso realmente fue meteórico dado su talento y velocidad, él aún era granjero en 1955 y no tenía ni idea de lo que eran las carreras de coches, de humilde cuna, no había salido nunca de su pueblo natal en Kilmany, Escocia donde criaba ovejas, hasta que su amigo Ian Scott Watson lo invita a trabajar en su taller reparando autos, todo empieza cuando al gran Jim lo invitan a ver una carrera de autos y queda perplejo y se despierta en el una gran pasión que lo llevaría mas tarde a ser el mejor piloto de su época y uno de los más grandes de todos los tiempos.

Qué historia más bella, de granjero a piloto de Fórmula 1, ¡increíble! su amigo Ian lo entiende y a escondidas empiezan a correr Rallies, la necesidad de correr de Jim era inmensa y sus pocos recursos lo llevan por ese camino gracias al enorme apoyo de su amigo Ian que estaba maravillado y sorprendido del manejo de su joven amigo granjero, mas tarde el destino lo pone bajo la mirada de Colin Chapman, ya que participó en alguna carrera con un Lotus Elite, desde ese momento el gran ojo conocedor del genio no lo perdería de vista mientras el gran James se hacía de experiencia al volante de un Fórmula 2 hasta que el señorón Chapman lo invita a competir para su equipo de Fórmula 1 en 1960, equipo con el que siempre corrió y le fue fiel... hasta la muerte.

Anteriormente las temporadas de Fórmula 1 no tenían tantas carreras como ahora, constaban entre 8, 9 o 10 carreras por año, los pilotos no tomaban experiencia tan rápido con tan pocas carreras pero Jim demostró que con un gran talento eso no era de gran importancia y ese año termina el campeonato del mundo en 10° con un fantástico podio en la temporada de debut.

En 1961 el Lotus con motor Climax no es de los mejores en la parrilla pero Jim lo lleva al 7° lugar del campeonato con dos podios.

1962 al fin llega la primer victoria en el ultra veloz circuito de Spa Francorchamps en Bélgica, con sus 14.120 kms de longitud, así como dos triunfos más en los Grandes Premios de Gran Bretaña y USA, terminando su gran temporada como sub-campeón sólo detrás de otro grande de la época, Graham Hill, aunado a estos triunfos gana magistralmente el primer Gran Premio de México (no puntuable) de una forma realmente dominante, una carrera  que para los mexicanos quedará siempre en nuestra memoria, ya que tristemente en esa carrera nuestro amado Ricardo Rodríguez pierde la vida.

La gloria le tenía su lugar reservado en 1963, gana su primer campeonato del mundo de manera excepcional ganando ¡siete carreras de diez! de igual manera hace su debut en las 500 millas de Indianápolis quedando en segundo lugar, que la verdad sea dicha, era una carrera que debió ser suya ya que una ridícula penalización lo hace caer al segundo sitio, pero la gran demostración de talento quedo manifiesta en el óvalo de Indiana.

Para 1964 gana más carreras que nadie pero el Lotus carece de regularidad y es superado por el Ferrari de John Surtees que se lleva el campeonato y el BRM de Graham Hill que es sub-campeón.

Y así, regresar al año siguiente más fuerte que nunca y ganar su segundo campeonato mundial en 1965 arrasando con una gran cosecha de seis victorias de diez posibles wow. Mención aparte merece su gran triunfo en las 500 millas de Indianápolis por supuesto tripulando un bólido Lotus, el genio de la ingeniería, el británico Colin Chapman revoluciona al automovilismo al presentar en el óvalo de Indy por primera vez, un auto con el motor montado detrás del piloto, dominando la carrera bajo la fantástica conducción de Jim Clark, a partir de ese año todos los autos "tipo Fórmula" diseñarían sus autos con el motor atrás, gran legado Mister Colin.

Las ganas de correr del escoces eran insaciables y participa en el campeonato de la Fórmula Tasman, que competía en Oceanía con autos antiguos de Fórmula 1, claro Jim gana dicho campeonato gracias a cinco triunfos.

Los dos años siguientes el bólido Lotus es muy veloz pero inconsistente, gana carreras pero carece de la regularidad necesaria para llevarlo al campeonato, Jim lo sabe, el gran Colin también, se sienta horas en su restirador y crea otra gran obra maestra, el Lotus 49 ahora equipado con un confiable motor Ford-Cosworth que lo lleva a ganar el primer Gran Premio de la temporada 1968 en Holanda de una manera aplastante, albergando esperanzas de lograr el tricampeonato, si, el campeonato lo ganó ese auto pero en manos de su compañero de equipo Graham Hill, el destino le tenía preparado otro camino, lo quería en el cielo junto a otros Dioses del Olimpo... y se fue.

Como comentábamos líneas arriba el hambre de velocidad y triunfo de Jimmy eran insaciables, no tenía nada que demostrar solo quería correr y ganar, así como pasó con nuestro querido Pedro, en una carrera de invitación, en este caso de Fórmula 2 fallese el gran Jim Clark, por supuesto en un auto Lotus, las causas hasta la fecha son inexplicables, los expertos opinan que fue una pinchadura, otros una falla del auto, pero todos coinciden que NO hubo error en la conducción del gran escoces, el auto terminó desecho, el circuito original de Hockenheim en Alemania era sumamente veloz, en una de las curvas el auto sale disparado de la pista a gran velocidad, nada lo detiene en su loca carrera fuera de control, sólo el árbol que mata al piloto y parte en dos el auto, el motor por un lado y el monocasco por otro, el mismo Colin Chapman así como su compañero de equipo y amigo Graham Hill recogen las partes del auto en una escena dantesca, muchos le lloraron, el efecto a nivel mundial fue terrible, estremecedor ¡Jim Clark a Muerto!

Jim Clark a sido uno de los mas grandes exponentes del automovilismo a nivel mundial, no era un piloto de pruebas ni de desarrollo, él era un corredor nato que era más veloz que cualquiera en un auto "crudo" sin "poner a punto" es decir, lo bajaban del remolque lo manejaba y Jim solo decía "esta perfecto así déjenlo" y sin mas ganaba la carrera al día siguiente, impresionante.

Dotado con un talento natural fuera de serie, el siempre tímido e introvertido escoces, tal vez, si hubiese aceptado la oferta de Ferrari o de otro mejor equipo en las malas épocas de Lotus estaríamos hablando de un triple, tetra o porque no quíntuple campeón del mundo, es difícil colocarlo en un lugar especifico para saber que lugar le corresponde entre los mejores del mundo, en lo particular, no soy muy partidario de porcentajes y números pero con sólo 73 carreras de Gran Premio disputadas y 25 triunfos habla de un porcentaje muy alto de efectividad, sólo superado por el gran Juan Manuel Fangio, la realidad es que Jim sin duda alguna esta en la élite de los cinco mas grandes pilotos de la historia del automovilismo,  tu amigo lector ¿que opinas? ¿Dónde lo colocarías?

Mientas tanto sólo me resta decir: Jim Clark, el inolvidable "ESCOCES VOLADOR"

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes