NOTICIAS

08 enero 2016

El KH-7 Epsilon Team vive su peor día.


Jordi Juvanteny y José Luis Criado han estado detenidos alrededor de una hora y media para solucionar una fuga de agua en su camión MAN. 

“Pensábamos que debíamos abandonar pero conseguimos arreglar la avería con la ayuda de un bote de pegamento que un aficionado boliviano ha ido a buscar a su casa”, explican.

Una avería en el sistema de refrigeración de su MAN ha puesto en jaque este jueves al KH-7 Epsilon Team en el Rally Dakar 2016. Jordi Juvanteny y José Luis Criado han tardado hora y media en solucionar el problema, gracias a la colaboración de varios aficionados bolivianos. A pesar del retraso, han logrado conservar el liderato en las categorías de Producción y 6x6.

La quinta jornada transcurría por un terreno totalmente desconocido para los camiones del Dakar, ya que estos pesos pesados nunca antes habían cruzado hasta tierras bolivianas. Hoy lo han hecho por pistas de gran altura, llegando a alcanzar los 4.600 metros sobre el nivel del mar, cifra que representa un récord histórico en las 38 ediciones de la prueba.
“Nada más salir se nos calentaba mucho el motor y nos hemos detenido a rellenarlo de agua. Pero en el CP1 hemos decidido parar para arreglar la fuga y nos ha costado mucho encontrar una solución. Cuando hemos visto que se había reventado la junta de un tubo de 10 centímetros que cruza el motor, hemos pensado que allí se acababa nuestra carrera, aunque al final hemos encontrado una solución de MacGyver”, confesaba el piloto Jordi Juvanteny al término de la especial.

La tripulación de KH-7 no ha desfallecido en ningún momento y ha encontrado una solución inverosímil.
“Varios aficionados bolivianos nos han echado una mano: uno dándonos agua, otro, silicona… incluso nos han regalado una bandera de su país. Al final, lo hemos solucionado con un bote de pegamento que un espectador ha ido a busca a su casa. Son una gente maravillosa y sin su ayuda no hubiéramos podido completar la especial. Les estamos profundamente agradecidos”, declaraba emocionado el copiloto José Luis Criado.

A pesar del importante retraso, el KH-7 Epsilon Team ha conseguido mantener el liderato en la reñida categoría de Producción y continúa siendo el mejor 6x6 clasificado. Hoy, Juvanteny y Criado han llegado a la meta de Uyuni en 42º lugar de la general y 3º de su categoría. 

Mañana, al KH-7 Epsilon Team le aguarda otra etapa exigente por tierras bolivianas sobre un bucle con inicio y final en Uyuni. Los camiones deberán completar 600 kilómetros, de los cuales 295 serán cronometrados, de nuevo a gran altitud. “Nosotros no hemos acusado la altura, aunque sí hemos visto a mucha gente con problemas”, afirman Juvanteny y Criado que parecen estar hechos de una pasta especial.

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes