NOTICIAS

10 enero 2016

Recordando a: Lyn St. James

¡Hola amigos! Hoy nos trasladaremos a América y platicaremos de una chica piloto, una de las pioneras en el automovilismo norteamericano que mostró al mundo que nada es imposible.

Lyn St. James: Foto: Ken Barton
Lyn no era una piloto que tuviera grandes recursos económicos, habiendo asistido como espectadora a la Indy 500 en 1969 se propuso como meta que allí correría algún día, así que tenía un duro y largo camino por delante, sus inicios fueron en su auto de calle, un Ford Pinto al cual modificó para poder competir y calmar ese fuego que la invitaba a ser alguien diferente y llegar a las pistas que eran su gran pasión.

Su debut no fue  muy exitoso que digamos, en 1973 con cero experiencia arranca en la complicada pista de Palm Beach, en Florida y sufre un trompo que la lleva a caer en un estanque del cual sale rápidamente antes de que su auto se hundiera, lo ahí vivido no la desanima, todo lo contrario le inyecta aún mas entusiasmo y compite de tiempo completo hasta lograr el campeonato regional de Florida dos años consecutivos en 1976 y 1977 y con esto dar el gran paso que ella esperaba, el profesionalismo.

En 1979 finalizó en un estupendo 8° lugar final del campeonato SCCA de autos Stock modificados y queda subcampeona en el campeonato interino de Kellygirl Challenge Series.

Para 1981 Ford Motor Company pretende lanzar una campaña enfocada al mercado femenino, Lyn se entera y se ofrece para ser la embajadora de la marca, quien mejor que ella para desarrollar la campaña, de esta manera Lyn se convierte en la imagen y portavoz de la marca consiguiendo el anhelado patrocinio de la fabrica de autos más emblemática de los Estados Unidos en una asociación sumamente fructífera que duró cinco años.

Lyn estaba muy inquieta y después de participar y tomar una gran experiencia en los mejores y más veloces autos del campeonato IMSA en la categoría Trans Am y en resistencia, ella esta lista para el siguiente paso, la serie CART en la cual debuta en 1988, pero con muy poco presupuesto no puede participar de tiempo completo en la serie y menos aún correr las 500 millas de Indianápolis que eran su principal objetivo. Hasta que en 1992, Dick Simon, le da la gran oportunidad de cumplir la cita que desde joven tenía con el óvalo de indiana, su debut no pudo ser mejor, arrancando en el final de la nutrida parrilla de 33 autos.

Ella se gana el cajón 27 de salida, poco a poco con gran consistencia, estrategia y velocidad va ganando posiciones en pista, batiéndose con sus más experimentados rivales y llegar en un excelente 11° lugar que le reporta dos puntitos en el campeonato y lo mas importante, el prestigiado premio "Rookie of the Year" premio que se otorga al mejor debutante en carrera y la gran Lyn se lo lleva para adornar las vitrinas de casa y convertirse en la primera mujer en lograrlo (más adelante Danica Patrick y Simona de Silvestro la igualarían).

Posteriormente participaría en nueve Indy 500 consecutivas, arrancando en siete ya que en dos ocasiones no logró calificar.

Los años siguientes continuó participando en el serial CART y posteriormente en la IRL, en ambos casos los combinaba con el automovilismo de resistencia de la serie IMSA donde obtuvo dos estupendas victorias en las extenuantes 24 Horas de Daytona en los años de 1987 y 1991 en su categoría (no en la general) así como una gran victoria en el circuito internacional de Sebring en Florida en las 12 horas de Sebring compitiendo con el poderoso equipo Roush a bordo de un auto Cougar XR-7 con motor Ford al lado de sus talentosos co-equiperos Robbie Gordon y Calvin Fish (en esta ocasión sí fue en la general).

De igual manera concretó otro de sus grandes sueños, participar en las afamadas 24 horas de Le Mans en 1989 y 1991, no teniendo gran fortuna habiéndose retirado en ambas pruebas por problemas mecánicos. Su retiro llega en el año 2000 al incursionar por última vez en las 500 millas de Indianápolis con poca fortuna.

Hoy día Lyn vive tranquilamente en Daytona Beach, Florida y a publicado varios libros, además de ser columnista y cronista especializada para las mejores cadenas de televisión en Estados Unidos, amen de dar cursos de orientación, motivación y desarrollo a jóvenes universitarios en toda la unión americana.

Y a manera de broma nos deja una simpática frase "Cuando los pilotos se vuelven viejos, manejarán autos viejos".

Gracias Evelyn.

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes