NOTICIAS

07 febrero 2016

Recordando a: Michael Andretti

¡Hola amigos! hoy vamos al continente americano a platicar de uno de los apellidos más famosos en Estados Unidos, ANDRETTI... pero en esta ocasión no hablaremos del gran Mario, sino de su hijo, otro ídolo por aquellos lares, el gran Michael.

Foto: Flickr
De una familia completamente dedicada al automovilismo, Michael Andretti no tardó en involucrarse en los autos, en 1980 inicia su participación en las categorías de promoción en USA con el firme propósito de llegar a la cima del deporte motor en Norteamérica, la serie CART.

Rápidamente en 1981 logra su primer campeonato en la Formula Super Vee, dado su talento y claro los consejos de su padre quien lo guía y aconseja mostrándole el camino a seguir, qué equipo elegir y uno que otro consejo en la conducción, lo anterior sumado al gran talento de Michel lo hacen llegar a CART rápidamente.

En 1982 da el salto a la siguiente categoría de le escalera de CART, la Formula Atlantic de la cual han salido una gran cantidad de campeones y claro, esta no sería la excepción, Michael le toma la medida rápidamente logrando el campeonato en 1983,  el impetuoso y joven Andretti ya estaba listo para el siguiente paso, los Champ Cars donde ese mismo año hace su debut con el equipo Kraco para disputar las ultimas tres carreras del año, preparando su primer temporada completa en 1984.

Michael era sumamente agresivo en su manera de conducir, quería demostrar que no sólo con un ilustre apellido se ganan carreras, lo anterior lo llevo a tener varios abandonos por problemas en pista, pero aún en su temporada de debut con el modesto equipo Kraco demostró destellos del gran piloto que llevaba dentro logrando en su primer temporada tres podios y un séptimo lugar final del campeonato, nada mal para un novato.

Al año siguiente con un poco más de experiencia llega segundo como mejor resultado, él está impaciente de lograr la primera victoria, la cual esa temporada se le negaría, el equipo no fue consistente y tuvo varios abandonos por fallas mecánicas terminando décimo al final del año, muy poco para su sed de victoria.

1986 le tenía reservado un gran año, llegando su primer victoria en el legendario circuito callejero de Long Beach, y lo catapulta como gran contendiente al título el cual peleó hasta la ultima fecha ya que sumó otras dos victorias más, perdiéndolo a manos de otro grande de la categoría, Bobby Rahal.

1987 la historia se repite, esta vez gana cuatro carreras y luchó férreamente por el titulo una vez mas, y bien, el título aún no llegaría cediéndolo nuevamente ante... Bobby Rahal. Después de una mala temporada donde no gana ninguna carrera decide cambiar de equipo después de cinco temporadas con Kraco, se va con su padre a hacer mancuerna en Newman-Hass donde vuelve a la victoria con dos triunfos en el año.

La diosa fortuna al fin lo acompaña una temporada completa y logra ese gran sueño acariciado desde la infancia viendo tantos triunfos de su ilustre padre y en 1991 se convierte en campeón de la CART World Series de una manera sumamente dominante, donde se alzó con ocho triunfos para erigirse con el título dulcemente ya que venció a Bobby Rahal.

Algo, algo le faltaba al joven Andretti por lograr, algo que en un momento dado se convirtió incluso en obsesión, la calidad como piloto de Michael no estaba en duda era un piloto sumamente valorado y reconocido por su talento. Pero en el paddock de la serie se hablaba incluso de la "maldición" de Michael con las 500 millas de Indianápolis, ya que no lograba ganar la mítica carrera.

Para 1992 se preparó como nunca para la gran carrera, el campeonato de la serie ya no era prioridad, ganar una u otra carrera tampoco, solo anhelaba ganar una, las 500 millas de Indianápolis, llega el mes de mayo y Michael estaba en su mejor momento.

Habiendo calificado sexto, Michael preparó su auto para la carrera, lo quería a su gusto, a su estilo, rápido y consistente tanto con tanques llenos como al final del turno, lo tiene. El auto más veloz del óvalo está en manos de Michael quien lo lleva al primer lugar en la vuelta 21, la punta de la carrera solo tiene un nombre Michael Andretti, la carrera transcurre y nadie puede retarlo, el final de las 200 vueltas está por llegar, los repostes de combustible y cambio llantas en Pits son perfectos, la conducción, magistral, faltan sólo 11 vueltas para ser el ganador, Michael administra su gran ventaja de casi 30 segundos hasta que... la maldición vuelve a aparecer en forma de una terrible falla en la inyección de combustible de su auto abandonando definitivamente la carrera en la vuelta ¡189! después de liderar 160 vueltas, no hay mas que decir, la decepción era evidente y Michael se quedaba con las ganas de triunfar donde su padre lo hizo por allá del año 1969.

La maldición de Michael ganó siempre, ya que el joven Andretti nunca pudo ganar las 500 millas de Indianápolis como piloto. Como comentábamos el desbordante talento de Michael era evidente y recibe el llamado de Ron Dennis para unirse a McLaren en 1993, era una oferta excelente y Michael se va a Formula 1 con el mejor equipo del momento.

La temporada fue sumamente difícil, la adaptación al auto fue complicada y se encontró con un grave problema, su co-equipero, ya que era nada mas que Ayrton Senna, quien ganó en cinco ocasiones con el mismo auto por ninguna de Michael, quien sufrió muchos abandonos la mayoría por accidentes y fallas en el auto con solo un podio como botín en Monza antes de ser sustituido por Mika Hakkinen para las ultimas tres carreras de la temporada.

En su momento, al entrevistar a Michael, estaba muy molesto con el trato recibido en Formula 1 y por McLaren e incluso hablo de un "complot" en su contra y de esta manera desprestigiar a los pilotos de la serie CART orquestado por Ron y Bernie Ecclestone ya que la categoría venía en franco ascenso ¿será?

1994 regresa a la serie CART él esta en excelente nivel de pilotaje sigue ganando carreras pero campeonatos o la carrera que más le importaba no volvieron a entrar en su currículum decidiendo retirarse de la conducción a finales de la temporada 2002, después tuvo esporádicas participaciones en la Indy 500 con la esperanza de llevarse el triunfo pero este nunca llegó y se retiro incluso de Indy para 2007.

Hoy día Michael tiene una estructura muy bien formada en su equipo Andretti Autosport donde formó un equipo muy exitoso que lo lleva a ganar como dueño de equipo, por fin, la famosa Indy 500 en tres ocasiones: 2005 con Dan Wheldon (QEPD), 2007 con Dario Franchitti y 2014 con Ryan Hunter-Reay, de igual manera a creado un equipo muy solido en la Formula E donde lo vemos frecuentemente peleando los primeros lugares con sus pilotos Robin Frinjs y Simona de Silvestro.

Como vemos el ilustre apellido Andretti perdurará muchos años más ya que de igual manera el nieto de Mario e hijo de Michael, Marco participa de tiempo completo en la serie Indy Car, así que tendremos apellido Andretti ¡para rato!

¡HASTA LA PRÓXIMA!

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes