NOTICIAS

06 diciembre 2016

Resumen de temporada: NASCAR Sprint Cup

Sin lugar a dudas que el nuevo sistema de chase que ya se aplica por tercer año consecutivo da mucha emoción y mucho de que hablar no solo porque Jimmie Johnson se colocó en la prestigiosa lista de pilotos con siete títulos, sino de incidencias en la final y de muchos autos que no lograron llegar a esa instancia.

Fotografía: Getty Images
Johnson iguala a nada más ni nada menos que a Richard Petty y a Dale Earnhardt Sr en cantidad de títulos con siete en total, algo que no le fue nada fácil en todo el año. Luego de ganar dos carreras en el inicio de año tuvo muchos malos momentos en el año, pasó 25 carreras sin conseguir una victoria y el chase no arrancó de la mejor forma con una sanción en Chicagoland cuando lideraba, pero sus victorias claves en Martinsville y Charlotte lo colocaron como el primer finalista y consiguió una épica victoria en Homestead Miami Speedway largando en el último lugar para ser el piloto activo más exitoso de la serie. 

Una vez más un título se le escurre de las manos a Joey Logano y al Team Penske, teniendo un buen auto pero resultó afectado con un accidente con Carl Edwards que hasta ese momento era el campeón, y al final parecía abalanzarse sobre Johnson pero no le fue suficiente para ser campeón, pero si subcampeón por primera vez en su carrera. 

El equipo más derrotado fue Joe Gibbs Racing que en la temporada regular fue dominador a placer, pero la única victoria en el chase fue la de "el primo" Edwards en Texas, y tocó el cielo con las manos hasta ese accidente. El otro integrante de ese equipo en la final fue Kyle Busch que entregó la corona de campeón, siendo competitivo pero no fue lo agresivo que se esperaba de este piloto. 

Pero hay dos pilotos que no llegaron a definir que eran claros contendientes a ser campeón, Kevin Harvick que buscaba su segundo título, pero su intención de llevarse puesto al mundo con tal de salir campeón no le resultó y en la parte final del chase no demostró lo que se esperaba de el y de su equipo Stewart Haas Racing, que también sufrió con Kurt Busch.

El otro que no fue finalista es Martin Truex que en el primer año de su equipo Furniture Row Racing con la alianza de Toyota y JGR estuvieron a 11 milésimas de llevarse la triple corona, al perder por esa diferencia la Daytona 500 pero ganó la Coca Cola 600 en Charlotte y la carrera de Darlington. Sin embargo el equipo cometió muchos errores que le privaron de ganar aún más, pero la carrera de Talladega lo condenó el motor que lo dejó fuera de carrera y eliminado.

Se notó un gran crecimiento de Kyle Larson que venció en Chicago y volvió a darle una victoria a Chip Ganassi luego de varios años, consiguiendo mejores resultados que en años anteriores, entrando por primera vez al chase y terminando en el top 10.

Otro que se lució fue Chase Elliott que batalló todo el año mano a mano con los mejores con la madurez que le dejó Jeff Gordon a ese #24, haciendo olvidar que el hijo de Bill Elliott es un novato y fue el mejor en su clase. Lo único que le faltó es ganar, pero demostró que en su primer año es capaz de grandes cosas.

Este fue el último año de Tony Stewart que comenzó tarde la temporada luego de una lesión antes de Daytona y tuvo el gusto de ganar por última vez en su carrera en Sonoma y despedirse bajo la ovación del público que lo homenajeo como gran tri campeón que es. 

El gran invitado a este chase fue Chris Buescher que una tormenta le dio una inesperada victoria en Pocono, pero en la hora de la verdad su rendimiento fue malo, o normal se podría decir ya que su equipo es de recursos limitados y Roush Fenway Racing que le da soporte técnico no pasa por sus mejores días, eso llevó a Buescher a dejar el equipo para irse como compañero de equipo de AJ Allmendinger para el próximo año.

La única dama en la categoría fue Danica Patrick que afrontó su cuarta temporada completa en la categoría, teniendo un año con muy pobres resultados, que pareció más un año de transición para adaptarse a su nuevo crew chief Billy Scott y afrontar más competitivo el 2017 ya con autos Ford. Si bien no tuvo ningún top 10 terminó en el campeonato 24° al igual que fue en 2015. 

Pese a perderse la mitad del año por una recuperación de una contusión cerebral, Dale Earnhardt Jr fue el piloto más popular por 14to año consecutivo.


¿Que se puede esperar del 2017?

En lo deportivo el cambio más trascendente es el de Stewart Haas Racing que deja Chevrolet que usaron desde el nacimiento del equipo en 2009 y pasan a Ford, y en ese equipo el #14 de "Smoke" lo tomará Clint Bowyer. En el resto de los equipos importantes no se esperan grandes cambios aunque si se esperan en equipos de media parrilla caso de JTG Daugerthy que anunció su expansión a dos autos con Buescher como nuevo integrante. Ellos usarán el charter del #16 de Greg Biffle que dejará el equipo de Roush, teniendo pocas posibilidades de conseguir un buen auto para el próximo año. Roush solo se quedará con dos unidades, el #17 de Ricky Stenhouse y el #6 de Trevor Bayne. 

Germain Racing hizo oficial la incorporación e Ty Dillon al #13 que por muchos años condujo Casey Mears. El nieto de Richard Childress tendrá apoyo de ese equipo casi total en lo técnico. También se incorpora a la categoría Erik Jones con un segudo Toyota de Furniture Row con apoyo de Gibbs.

Otra cosa para nada menor es que NASCAR hizo oficial a Monster Energy como patrocinador oficial de la categoría mayor por los próximos años, dejando atrás los años de Nextel Cup/Sprint Cup.

Share this:

 
Copyright © 2018 Chicas Racing. Designed by OddThemes