NOTICIAS

21 mayo 2018

Tengo una piloto en la familia



El automovilismo no es un deporte fácil para nadie. El piloto necesita apoyo constante desde que empieza a dar sus primeras vueltas en Karting. Apoyo de la familia, de amigos, apoyo económico de patrocinadores. Muchos quedan en el camino  porque no resisten el sacrificio o porque no consiguen el apoyo económico necesario.

Para una mujer que quiere entrar al mundo de los autos, la situación parece ser más difícil que para un chico. Más allá de que vivimos en el siglo 21 y las mujeres hemos ganado terreno en varias disciplinas, el automovilismo en general y la F1, categoría reina, en particular sigue siendo un terreno complicado para las chicas que están dispuestas a pelear mano a mano con los chicos.

En esta oportunidad charlamos con Paula Calderón, hermana mayor de la joven promesa latinoamericana Tatiana Calderón quien está forjando su camino hacía la cima del automovilismo a fuerza de trabajo duro y excelentes resultados.

Si bien el automovilismo no es un deporte popular entre las niñas como lo puede ser el Hockey o el Tenis. Muchas se animan a ser diferentes, tu hermana Tatiana es una de ellas. ¿Recuerdas cómo fueron sus comienzos en el automovilismo? Muchas niñas se encuentran con la negativa de la familia frases como "es un deporte para niños" son recurrentes ¿Cómo fue la reacción de tu familia cuando Tatiana manifestó su interés en las carreras?

Lo recuerdo muy bien porque las dos empezamos a correr al mismo tiempo, luego de lograr convencer a mis papás de que nos compraran un kart de carreras. Nos aficionamos en una pista de karts de alquiler que había cerca a la casa donde íbamos todos los días después del colegio. Además simultáneamente Montoya estaba en la Fórmula Uno y eso nos motivó aún más. 

Mi familia siempre nos apoyó. Fue difícil convencerlos al principio, sobretodo a mi mamá porque mi papá ya era aficionado a las carreras pero desde que Tatiana decidió dedicarse de lleno al automovilismo han estado ahí para apoyarla.

Desde afuera uno percibe que la mujer tiene menos chances de demostrar su potencial y ante el primer error su condición de mujer la expone a comentarios sexistas del tipo "el automovilismo es para hombres" "las mujeres tienen que dedicarse a otra cosa" etc. ¿Que sentís cuando eso pasa y como acompañaste a Tatiana en los momentos más difíciles de la profesión?

Sin duda creo que es algo que hoy sigue pasando y contra lo que Tatiana tiene que pelear diariamente, pero al final su talento, su dedicación y determinación prevalecen. Ha sido un camino muy duro pero me da gusto ver que poco a poco se va ganando el espacio que se merece.

Obviamente me duele y me molesta cuando no la respetan porque sigue existiendo una distinción por el género pero en la pista ella se encarga de solucionarlo y de tomar cada comentario como una motivación más para probar lo contrario. 


A fines del 2017 Carmen Jordá fue incorporada al comité de mujeres en el automovilismo de la FIA. Sin embargo, lejos de apoyar la competencia igualitaria entre hombres y mujeres propone una F1 paralela. ¿Que tan perjudicial te pareció ese comentario? Eres testigo privilegiada del gran sacrificio que está haciendo Tatiana para ser competitiva en un mundo de hombres ¿La creación de una F1 paralela arruinaría todo el esfuerzo hecho? ¿Le pondría un techo muy bajo a todas las pilotos que como tu hermana se sacrifican a diario por demostrar que las mujeres pueden competir con quien sea que le pongan en el coche de al lado?

Mi hermana y muchas otras mujeres muy talentosas se están encargando de demostrar que no es necesaria una categoría femenina. Hace algunos años yo también estuve en la pista, corriendo contra hombres principalmente y jamas pensé que las mujeres no pudiéramos ganar. Tuve el placer de compartir el carro con mi hermana y fuimos campeonas nacionales.

Está claro que al más alto nivel es más difícil, pero lo es también para los hombres. Sólo hay 20 asientos en la F1 por lo que no es fácil para nadie.  Además creo que simplemente no hay suficientes mujeres en este momento compitiendo al mismo nivel para que sea posible realizar un campeonato femenino.  Tatiana también es parte de la Comisión de Mujeres en el Automovilismo de la FIA y por ahora no es algo sobre lo que estén pensando. 

¿Que consejo le darías a los familiares de las niñas que quieren ser pilotos pero que dudan en apoyar ese sueño por creencia de que es un mundo de hombres o tan solo por intentar protegerlas de comentarios y actitudes sexistas?

Les diría que permitan que sus hijas sueñen porque no hay sueños muy grandes. Que las apoyen porque si esa es su pasión y trabajan duro para conseguirlo es posible. Como familia es nuestra función apoyarlos y fomentarles el acceso al deporte, aún cuando implique romper barreras.

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes