NOTICIAS

04 junio 2018

Laia Sanz culmina su paso por la Erzberg Rodeo con una exhibición


La piloto de Soficat Xerox compartió protagonismo el domingo con los vencedores del Rally Dakar Stéphane Peterhansel y Matthias Walkner en una demostración para el público.

Tras la segunda manga de la Blakläder Iron Road Prologue, celebrada el sábado, la barcelonesa se clasificó dentro del top 50 que da acceso a la primera fila de salida para la Red Bull Hare Scramble, la carrera principal del evento, en la que no tomó parte.

“Me encantó poder ver la carrera y me di cuenta de lo extremadamente dura que es. Será un reto enorme para mí, pero tengo muchas ganas de correrla el año que viene y espero ser la primera mujer que logra terminar esta prueba”.
“El año que viene correré seguro”. Es lo primero que dice Laia Sanz cuando se le pregunta por su experiencia en la Erzberg Rodeo. La piloto de Soficat Xerox tomó parte el pasado fin de semana sólo en las dos prólogos de esta carrera, considerada la más dura del motociclismo off-road, como paso previo a disputar el evento completo la próxima temporada.

La 18 veces campeona del mundo participó del espectáculo con su KTM 450 Rally, al igual que su compañero de equipo Matthias Walkner, en lugar de hacerlo con una moto de enduro, como el resto de los más de 1.500 inscritos. Para Laia Sanz era la primera ocasión de entrar en contacto con este acontecimiento multitudinario que llenó la localidad austríaca de Eisenerz de pilotos y aficionados a las dos ruedas. El objetivo era preparar su presencia para 2019 en la Red Bull Hare Scramble, la carrera principal de la Erzberg Rodeo, que sólo han conseguido terminar este año 23 pilotos.

La barcelonesa se conformó con disputar sendas mangas el viernes y el sábado de la prólogo, denominada Blakläder Iron Road Prologue. De ahí se tomó en cuenta únicamente el mejor resultado para establecer el orden de las distintas parrillas de salida, escalonadas de 50 en 50 pilotos. Pese a su falta de experiencia en la prueba y al hecho de rodar con la moto del Dakar, mucho más grande y pesada que las de enduro, más adecuadas para este escenario, Laia Sanz logró cerrar el top 50 con un mejor crono de 10 minutos y 57 segundos, dentro del mismo minuto que el primero, el estadounidense Colton Heaker (10’04”). Este resultado le sirvió, además, para ganar la clasificación reservada a las féminas, con 32 chicas inscritas, de la que la holandesa Nina Klink fue segunda a casi dos minutos de la española.

“El sábado me encontré mejor que el primer día, pero fui un poco más lenta porque el terreno estaba muy roto en la parte más estrecha después de que pasaran más de 1.500 motos el viernes. Me lo pasé muy bien y me sentí mejor en la moto. Acabar entre los 50 primeros es clave para la carrera del domingo, así que eso me da confianza de cara al próximo año”, comenta la de Soficat Xerox y el KTM Factory Racing.

En lo que a espectáculo se refiere, la de Corbera de Llobregat se muestra más que satisfecha con la experiencia: “El lugar, las montañas y las vistas hacen que sea una prueba impresionante, y el ambiente que hay es una pasada. Estoy muy contenta de haber tenido la oportunidad de estar ahí”. Laia Sanz se convirtió en una atracción más no sólo con su presencia en las prólogos, sino también por participar en una exhibición a lomos de su KTM 450 Rally junto a los vencedores del Rally Dakar Matthias Walkner (KTM) y Stéphane Peterhansel (Peugeot), justo antes de que empezara la Red Bull Hare Scramble.

En cuanto a la carrera del domingo, Laia se deshace en elogios: “Fue espectacular. Me encantó poder verla y realmente, por mucho que te hayan contado, cuando estás ahí es cuando te das cuenta de lo extremadamente dura que es, sobre todo cuando ves las caras de sufrimiento de grandísimos pilotos que están muy en forma. Será un reto enorme para mí, pero tengo muchas ganas de correrla y espero ser la primera mujer que logra terminar esta prueba. Al menos lo intentaré”.

Share this:

 
Copyright © 2017 Chicas Racing. Designed by OddThemes