Haigh y Adam, campeones de British GT - Chicas Racing

Noticias

26 septiembre 2018

Haigh y Adam, campeones de British GT

Fotografía: Optimum Motorsport
Finalizó la temporada 2018 de British GT, en Donington Park. Buen un buen cierre de temporada para Flick Haigh y Jonny Adam, quienes, a pesar de no haber subido al podio, se coronaron como campeones de la categoría GT3.

Tras unas prácticas prometedoras, donde culminaron segundos y novenos, vieron un mejor resultado en la calificación al marcar su mejor crono de 3:24.875, dejando al Aston Martin Vantage #75 de Optimum Motorsport en el cuarto lugar de salida.

Haigh arrancó la carrera, peleando de inmediato por posiciones. No tardó en rebasar  y adueñarse de la tercera posición. Más adelante, tuvo un gran duelo por el segundo lugar, donde optó, por estrategia, en dejar que tomaran el segundo lugar, pues no quería arriesgarse de más. La británica se mantuvo dentro del top 3 el resto de su turno.

Al cumplirse la mitad de la carrera, Flick fue a pits y entregó el auto a Adam, quien tuvo que esperar 20 segundos antes de salir, para sí cumplir con una penalización que tenían de la carrera pasada en Brands Hatch.

Una vez cumplida su sanción, ingresó a la pista en el quinto lugar. Se mantuvo dentro del top 5 el resto de la carrera, buscando remontar posiciones. Luego de una intensa batalla, se apoderó del cuarto lugar, manteniéndose ahí hasta cruzar la bandera a cuadros.

Con un séptimo lugar necesario para coronarse, el cuarto lugar fue un mejor resultado para proclamarse campeones con 167.5 puntos. Haigh logró su primer campeonato en la categoría, mientras que es el tercero para Adam.

Flick Haigh: "Estoy muy contenta. Es un gran resulado tanto para Aston Martin como para mí. El Vantage GT3 merece la victoria y el reconocimiento. Tiene siete años y sigue siendo fantástico.

"Mi turno fue un poco salvaje con muchos peleando por la victoria. Cuando estás peleando por el campeonato, tu mente se altera -aunque el equipo te diga que no pienses en ello. pero lo haces. La gente se acercaba a mí y pensaba que sólo tomaría un movimiento para un contacto desafortunado y que tendría una pinchadura y que ahí acabaría todo. Sé que pude haber marcado vueltas más rápidas, pero no pude hacerlo,

No quise arriesgar el auto, así que me la jugué a la segura y me quedé detrás del Bentley por las últimas ocho o nueve vueltas. No iba a arriesgar el auto, quería entregar el auto a Jonny".