Noticias

6/recent/ticker-posts

FBI: No se cometió crimen de odio federal contra Wallace en Talladega


El FBI concluyó el martes que no se cometió ningún delito federal de odio contra el Bubba Wallace, el piloto de Richard Petty Motorsports, durante el fin de semana pasada en el Talladega Superspeedway.

Una declaración conjunta del Fiscal Federal, Jay E. Town, y el Agente Especial a cargo del FBI, Johnnie Sharp Jr., publicada el martes por la tarde, determinó que "por lo menos desde octubre pasado", había una soga con nudo en el garaje No. 4 de la NASCAR Cup Series, que fue asignado al equipo No. 43 y que no se presentarán cargos federales.

Comunicado de la NASCAR sobre investigación del FBI en el Talladega Superspeedway

La NASCAR publicó de inmediato una declaración conjunta con sus propios comentarios, afirmando que la evidencia fotográfica confirmó que la cuerda anudada utilizada como un tirón en la puerta del garaje había estado en su lugar antes del fin de semana pasado.

Un portavoz de NASCAR dijo que el espacio número 4 en el garaje de la Cup Series fue el único puesto que se encontró con el tirador de la puerta convertido en una soga.

"Esto fue obviamente mucho antes de la llegada del equipo No. 43 y la asignación de garaje", dijo en parte la declaración de la NASCAR. "Apreciamos la investigación rápida y exhaustiva del FBI y estamos agradecidos por saber que este no fue un acto intencional y racista contra Bubba. Nos mantenemos firmes en nuestro compromiso de proporcionar un ambiente acogedor e inclusivo para todos los que aman las carreras ".

Wallace, el único afroamericano de la Cup Series, se ha manifestado abiertamente durante las últimas semanas para defender las causas de la lucha contra la injusticia racial. Otros pilotos de la NASCAR se han manifestado en apoyo a su mensaje y mostraron su apoyo el lunes antes de la GEICO 500 en Talladega.

El equipo de Wallace, RPM, publicó el siguiente comunicado el martes por la noche, que dice:

El presidente de la NASCAR, Steve Phelps, agradeció a la oficina del Fiscal de Estados Unidos y al FBI el martes por la noche por su "trabajo muy rápido y minucioso".

Eric Nyquist, Vicepresidente Sr. y Director de Comunicaciones de laNASCAR, dijo que la investigación del propio cuerpo sancionador continuaba y que Phelps proporcionaría otra actualización en una fecha posterior.

"Para nosotros en la NASCAR, este es el mejor resultado que podríamos esperar", dijo Phelps en una teleconferencia. "Fue inquietante escuchar que se pensaba que uno de los nuestros había cometido este acto atroz. Es fantástico saber del FBI en forma definitiva, que no hubo un crimen de odio.

"Quiero asegurarme de que todo el mundo entienda que si nos hubieran dado las pruebas que nos habían entregado el sábado por la noche o al final del sábado por la tarde, habríamos hecho lo mismo. Habríamos hecho la misma investigación. Fue importante para nosotros hacerlo. No hay lugar en nuestro deporte para este tipo de racismo u odio. No es parte de quiénes somos como deporte ".

Phelps proporcionó una línea de tiempo de los eventos, diciendo que un miembro de Richard Petty Motorsports inicialmente encontró el tirón en forma de soga, luego llamó la atención del Jefe de Equipo del No. 43, Jerry Baxter.

El director de la Cup Series, Jay Fabian, fue notificado, y luego se llamó a los investigadores. La NASCAR emitió una declaración sobre los hallazgos iniciales el domingo por la noche.

Al día siguiente, cuando se difundió la noticia de los hallazgos iniciales, los otros 39 pilotos de la serie empujaron al No. 43 de Wallace al frente de la parrilla de salida de la GEICO 500, que fue pospuesta del domingo al lunes por lluvia, y luego se pusieron hombro con hombro para mostrar su apoyo.

Phelps dijo que en su opinión, la conclusión del martes no disminuyó el poder de esa muestra de apoyo.

"Ayer para mí, como deporte, fue uno de los días más importantes que hemos tenido", dijo Phelps. "Es una de las huellas más imborrables en mi mente hasta el día de mi muerte, al ver el apoyo -que Bubba tenía no solo de los pilotos sino de todos los equipos, todos los funcionarios que estaban en los boxes, cualquiera que fuera parte de ese momento. Todos querían mostrar su apoyo a un miembro de la familia de NASCAR. Somos una gran familia. Somos una gran comunidad. Y la creencia de todos es que alguien estaba atacando a un miembro de nuestra familia.

"Resultó que ese no fue el caso, pero en ese momento eso era lo que nuestra industria pensaba, por lo que los pilotos, sus equipos, nuestros funcionarios, todos apoyaron a Bubba Wallace y al equipo No. 43, y esa fue una imagen muy poderosa no solo en la historia de nuestro deporte pero pienso en todos los deportes", agregó.